Uncategorized

Buenas prácticas en salubridad y seguridad alimentaria

Por: José Luis Hernández J.
Consultor Jr.
Correo Electrónico: joseluis@feher.com.mx

Cuántas veces no hemos escuchado decir a alguien: “¡No comas ahí, no se lavan las manos!” o el típico: “Yo no como fuera de mi casa, porque me enfermo”. Son mitos y realidades que se han escrito a lo largo de muchos años por malas prácticas que se efectúan en los establecimientos que preparan Alimentos y Bebidas.

Y es que; ¿Quién no se ha enfermado alguna vez por consumir alimentos manipulados incorrectamente? Seguramente más de uno de los que leen el presente artículo, y esto se debe a la poca o nula capacitación y a una falta de conocimiento en el manejo y/o preparación de alimentos. Omisiones en tareas básicas como la desinfección de frutas y verduras, o el mal manejo de las temperaturas en productos perecederos, son algunos de los muchos motivos por los cuales la industria ha recibido diversas críticas.

De hecho la implementación de prácticas correctas en el manejo de alimentos y bebidas, podría evitar a los empresarios múltiples dolores de cabeza, tales como: demandas, la suspensión de actividades por tiempo indefinido o incluso la clausura total del establecimiento. He ahí la importancia de este tema.

Tacos

En mi experiencia como Consultor en el giro de Alimentos y Bebidas, el éxito de un negocio en este sector se debe en más del 70% al buen sabor y presentación de los alimentos, es por ello que les presento los siguientes tips básicos para el buen manejo de alimentos:

Evita el almacenaje de frutas y verduras en cajas de cartón, esto solo tendrá como consecuencia la incubación y reproducción de bacterias que dañaran el producto.
Desinfecta correctamente todas las frutas y verduras, al realizar correctamente este proceso evitarás enfermedades como: salmonelosis, cólera, tifoidea e infecciones estomacales.
Mantén fuera de la zona de peligro todos los alimentos, evita almacenar carnes, lácteos y líquidos a temperaturas de entre 4oC y 63oC, ya que en este intervalo de temperatura se reproducen rápida y fácilmente las bacterias.
Nunca mezcles producto rezagado con producto nuevo, esta es una práctica muy común en las cocinas, sin embargo esto solo traerá como consecuencia la contaminación y la reducción del tiempo de vida del producto.

Afortunadamente hoy en día, la decisión de entrar o no entrar a comer a un Restaurante, no solo dependerá de la imagen o limpieza de la cocina. Ya que gracias a reconocimientos como el Distintivo “H” podemos tener la certeza, de que se están llevando a cabo rigurosos procedimientos para la correcta manipulación de alimentos. Éste lo otorga la Secretaría de Turismo y la Secretaría de Salud, a aquellos establecimientos fijos de alimentos y bebidas como restaurantes en
general, cafeterías, fondas, etcétera.

Los múltiples beneficios que se pueden obtener al contar con dicho distintivo; son tanto para el cliente como para la empresa franquiciante. Ya que el comensal degustara sus alimentos con mayor confianza, se obtendrá una evaluación
satisfactoria por parte del cliente, lo cual creara fidelidad por parte del comensal hacia nuestra marca.

En contraparte, el Empresario al llevar a cabo prácticas correctas en la manipulación de los alimentos obtendrá: mejores resultados en el control de alimentos, reducirá sus porcentajes de mermas, desarrollara una disciplina correcta en todos sus colaboradores, lo cual traerá como resultado una mayor competitividad en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.