2012

“Franquicias Sociales: Motor para el desarrollo social en México”

Por: José Antonio Aguirre
Consultor
joseantonio@feherandfeher.com

Comenzaré por definir lo que representa el marco fundamental de la filantropía: La Política Social. En esta podemos encontrar la clave necesaria para lograr el desarrollo socioeconómico que necesita nuestro país, ésta se centra en el combate de problemas estructurales, tales como: la pobreza, el desempleo y la desigualdad.

En la actualidad las organizaciones de la sociedad civil se han vuelto crucial para el combate de dichos problemas, es por ello que éstas requieren no sólo de especialización técnica, sino también de asesoría, capacitación, consultoría e investigación, para así garantizar el desarrollo integral de todas sus funciones, para esto, también es menester la participación comunitaria, la corresponsabilidad ciudadana, la formación de una relación directa con la iniciativa privada y la generación de alianzas con organismos gubernamentales y académicos tanto de corte internacional como nacional que permitan fomentar su impulso y avance.

Con la finalidad de combatir dichos problemas socioeconómicos a finales de la década de los 80, en Brasil, surge lo que en hoy en día conocemos como Franquicias Sociales1, el cual es un modelo que está basado en replicar una metodología óptima y eficaz de Organizaciones Civiles en distintos escenarios económicos, sociales y políticos, con la finalidad de generar altos niveles de impacto, a través de la aceleración de resultados.

Al igual que las Franquicias Comerciales, las Franquicias Sociales son sinónimo de innovación, buenas prácticas y solidez estructural a través de la estandarización de procesos.

¿Qué beneficios obtienen las asociaciones civiles que deciden convertirse en franquicia social?

  • Fortalecen su estructura interna
  • Establecen un esquema de trabajo a largo plazo
  • Identifican y amplían su esquema de oportunidades
  • Disminuyen considerablemente la escasez de sus recursos y obtienen una
  • óptima distribución de sus ingresos.
  • Incrementan sus indicadores tales como la calidad y la productividad.
  • Incentivan y promueven el desarrollo social y económico a mayor escala.

Cabe mencionar que dentro de las vertientes de apoyo del Programa Nacional de Franquicias, está el Desarrollo de Franquicias Sociales dicho apoyo puede costear hasta $450,000 de la asesoría y consultoría y lo mejor de todo esto: a fondo perdido. Por su parte la Secretaria de Economía en el primer semestre del año ha otorgado alrededor de $10,000,000 para costear el desarrollo de este tipo de proyectos; creando así una cadena de valor agregado, a través la responsabilidad social, promoviendo la realización de voluntariados, donación de recurso, participación en actividades con causa social y lo más importante coadyuvando en la atención y superación de condiciones adversas tales como la pobreza que padece un gran porcentaje de nuestra sociedad.

2 comentarios en ““Franquicias Sociales: Motor para el desarrollo social en México”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.